Skip to main content
Social Sci LibreTexts

2.2: Aumento del peso corporal

  • Page ID
    193525
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Resumen del aumento del peso corporal

    El recién nacido promedio pesa unas 7.5 lb (3,400 g), aunque se considera que un peso saludable al nacer para un bebé a término está entre 5 lb 8 oz (2,500 g) y 8 lb 13 oz (4,000 g). Durante los primeros días de vida, los bebés suelen perder alrededor del 5 % de su peso corporal mientras eliminan residuos y se acostumbran a la alimentación. Esta pérdida de peso es temporal y va seguida de un rápido período de crecimiento. Cuando los bebés tienen 4 meses, su peso al nacer suele haberse duplicado; y, al año, su peso se ha triplicado. A los dos años, su peso se ha cuadruplicado. En la Figura \(\PageIndex{1}\), se muestra este rápido aumento de peso en niñas desde el nacimiento hasta los 24 meses. [1]

    mfJdLRCHuvCYkvAngyBfvfozE6kfWD_8HrPRQsfpLGIxasF1Rkh8OPYN6eG6eXVeO39iywSnAk38nTifDqcjLdbHkmpTz2CfPy7WmYjFZ8BsHUcbJcImHL0OS3_oh0hJjUHrQv6gRE9mzQnFnE7fPg
    Figura \(\PageIndex{1}\): Percentiles de talla y peso en niñas de 0 a 24 meses. Vea las tablas de datos de los gráficos de crecimiento para encontrar un desglose de todas las cifras representadas en el gráfico. (La imagen de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades [Centers for Disease Control and Prevention, CDC] es de dominio público ).

    Bajo peso al nacer

    El peso al nacer varía, pero un peso al nacer demasiado bajo puede afectar de forma negativa el desarrollo del niño. El bajo peso al nacer (Low birthweight, LBW) se define como un peso al nacer inferior a 2,500 g o 5 lb y 8 oz, independientemente de la edad gestacional. El peso muy bajo al nacer (Very low birth weight, VLBW) es inferior a 1,500 g o 3 lb y 5 oz, y el peso extremadamente bajo al nacer (Extremely low birth weight, ELBW) es inferior a 1,000 g o 2 lb y 3 oz (Organización Mundial de la Salud, 2004). El LBW es un tema crítico, ya que el porcentaje de niños con LBW varía mucho entre países y entre grupos raciales/étnicos dentro del mismo país, y está relacionado con posibles problemas de desarrollo a largo plazo.

    En los Estados Unidos, el porcentaje de bebés con LBW fue del 8.31 % en 2019; un aumento no significativo con respecto a 2018 (8.28 %), con mujeres negras (14.15 %) e hispanas/latinas (7.55 %) más propensas a tener hijos con LBW en comparación con las mujeres blancas (6.89 %) (Martin et al.., 2021). A nivel mundial, se calcula que entre el 14 % y el 20 % de todos los nacimientos, es decir, más de 20 millones de recién nacidos al año, tienen LBW. En la Figura \(\PageIndex{1}\) se muestra las estimaciones nacionales y regionales de la prevalencia del bajo peso al nacer en 2015. El estudio específico del que se derivan estos datos estimó la prevalencia global de LBW en un 14.6 % (Blencowe et al., 2019). Los datos de este estudio también revelan importantes diferencias entre países. Se calcula que el 5.4 % de los bebés tienen LBW en Asia Oriental, el 14 % en África subsahariana y hasta el 26 % en Asia Meridional. Los países de ingresos bajos y medios tienen un número desproporcionado de recién nacidos con LBW, ya que más del 95 % de los bebés con bajo peso del mundo nacen en países de ingresos bajos y medios. En la Figura \(\PageIndex{2}\), se muestra el porcentaje de cambio de LBW desde el 2000 hasta el 2015. En todo el mundo y en distintas regiones, el porcentaje de LBW tiende a disminuir. Por ejemplo, en Asia Meridional, el porcentaje de bebés con LBW en el año 2000 era del 32.3 %, pero se redujo al 26.4 % en 2015. [2]

    Y6RVOEPvzQFEeySzd1bGJXBGzF86Q8atdfDtVkLf1QyRE2g29bSps4Bs0INcGsEd-TtNGYKhqiOFLQtQdjMPSo9Y9aZ9YimCQmsrMMcBO3xJ9DsyOGyR5h14uYUufeUIjIEyLoPUBPJEfIG-rZgBAA
    Figura \(\PageIndex{2}\): Estimaciones nacionales y regionales de la prevalencia del bajo peso al nacer en 2015. América Latina y el Caribe: 8.7, regiones de altos ingresos: 7.0, África del Norte: 12.2, África subsahariana: 14.0, Asia Occidental: 9.9, Asia Central: 5.4, Asia Meridional: 26.4, Asia Oriental: 5.3, Asia Sudoriental y Oceanía: 12.2, en todo el mundo: 14.6 ([3]).
    xKMty42MBg2kxyC5NCoX-YrnN_HcRJ_bxxIG3wgifI6rmu9PBNR-RGPB0pm3xPWTawgIjqA45yC7jr-z9KMtmwxalnwjXWsfyKQ8rrjtWa1YRZysKvjyTve6NZhFHc8YdSV8nonmIy_ldGpob2apLw
    Figura \(\PageIndex{3}\): Porcentaje de cambio de LBW, del 2000 al 2015, en todo el mundo y en diferentes regiones. [4]
    • Asia Meridional: 2000 32.3 %, 2015 26.4,
    • África subsahariana: 2000 16.4 % 2015 14.0 %,
    • África del Norte: 2000 13.7 % 2015 12.2 %,
    • Sudeste de Asia y Oceanía: 2000
    • 13.6 % 2015 12.2 %,
    • Asia Occidental: 2000 10.9 % 2015 9.9 %,
    • América Latina: 2000 8.8 % 2015 8.7 %, regiones de ingresos altos: 2000 7.0 % 2015 7.0 %,
    • Asia Central: 2000 6.0 % 2015 5.4 %,
    • Asia Oriental: 2000 6.0 % 2015 5.3 %,
    • En todo el mundo: 2000 17.5 % 2015 14.6 %

    Aunque existe una tendencia global a la baja de bebés con LBW, algunos países han tenido un aumento. México es un país situado en el sur de América del Norte que está formado por 32 estados. La incidencia de LBW en México, a nivel nacional, aumentó del 6.2 % en 2008 al 7.1 % en 2017. Como se muestra en la Figura \(\PageIndex{4}\), a nivel estatal, la ciudad de México informó la mayor incidencia, seguida por los estados del sureste y del centro (el estado de México, Aguascalientes y Yucatán). Sin embargo, los estados con mayor incremento se ubican en el norte del país (Baja California Sur, Nuevo León y Zacatecas). [5]

    CgE4LBSzmC0-xh-rjfMhccWKLRecvGSiH9CbE_Dx1Enjak_EZmrjygQcS3nNsPVZBXisp9dVeK-BKXlEtn-PuvXjZLQlVhVzUt7IG1S_kcCG07CtBThSau8dNxkylTAIOa06hIVjlryGPBkJmipvEg
    Figura \(\PageIndex{4}\): Porcentaje de bebés con LBW en 2017, en 32 estados de México, tanto en niños como niñas. Recuento de estados y su porcentaje de bebés con bajo peso según el sexo: menos del 5 %: 0 hombres, 1 mujer; del 5.01 % al 6 %: 5 hombres, 10 mujeres; del 6.01 % al 7 %: 13 hombres, 6 mujeres; del 7.01 % al 8 %: 8 hombres, 9 mujeres; más del 8.01 %: 3 hombres, 3 mujeres.([6])

    El LBW es un reto importante para la salud pública en todos los países y se asocia a una serie de posibles problemas de desarrollo (Evensen et al. , 2020; Longo et al., 2021; Van de Pol & Allegaert, 2020). Más del 80 % de las muertes neonatales corresponden a recién nacidos con LBW (Blencowe et al., 2012; Katz et al., 2013; Lee et al., 2013). Los recién nacidos con LBW también tienen un mayor riesgo de sufrir un retraso en el crecimiento durante la infancia, y problemas de desarrollo y salud física a largo plazo (Blencowe et al., 2013; Christian et al., 2013). Aproximadamente entre el 5 % y el 10 % de todos los bebés con VLBW tienen problemas motores importantes, mientras que entre el 25 % y el 50 % tienen problemas cognitivos, de comportamiento o de atención. Además, el LBW, especialmente el ELBW, se asocia con dificultades cognitivas, de lenguaje, de función ejecutiva y de aprendizaje a largo plazo (Aarnoudse-Moens et al., 2009; Barre et al., 2011; Blasco et al., 2020; Grunau, Whitfield & Davis, 2002; Marchman et al., 2019; Squarza et al., 2016; Zerbeto, Cortelo y& Filho, 2015). [7] [8]

    El LBW es un tema fundamental que deben conocer los cuidadores de bebés y de niños pequeños, ya que las experiencias que tienen los niños con LBW durante los primeros tres años pueden reducir la gravedad de los problemas de desarrollo. Por ejemplo, cuando los bebés con LBW tienen altos niveles de cuidado sensible, mejoran sus habilidades de función ejecutiva más rápido y, para los cinco años, alcanzan a sus pares sin LBW en las habilidades de función ejecutiva (Camerota et al., 2015). Por el contrario, cuando los bebés con LBW tienen un cuidado sensible inferior a la media, siguen mostrando menores habilidades de función ejecutiva a lo largo de los primeros cinco años. La sensibilidad del cuidador se refiere a la respuesta del cuidador a un niño en el momento oportuno y a la capacidad de responder adecuadamente a sus necesidades. Además de la sensibilidad, la capacidad de reacción también es una característica importante. Los cuidados receptivos, o las interacciones en las que los cuidadores dan respuestas adecuadas a las señales del niño, conducen a una mayor capacidad lingüística en los niños pequeños con LBW (Madigan et al., 2015). El desarrollo del lenguaje en los bebés con LBW se ve favorecido cuando los cuidadores son receptivos y sensibles en sus cuidados y elaboran su comunicación (Loi et al., 2017; Spencer-Smith et al., 2019).[9]

    jJKcnVYmoV2ZhradP3BO7cTWI71eMnhcDDZYRhoAC7CrcMtGvslSFL8pX_kLW0IHZfEuNxiEubQp-P8c74Qlx6fSpu3CbtLsQFpQAMmpLNH8suAAcY8pKrc_j6ugWp8GRIx4Ck0p5_oCAB7TpnCotQ
    Figura \(\PageIndex{5}\): [1]

    Fuentes de imágenes

    [1] “Physical Growth and Development in Newborns and Toddlers” por: Tera Jones de Lumen Learning.

    [2] Cutland et al., (2017). Low birth weight: Case definition & guidelines for data collection, analysis, and presentation of maternal immunization safety data. Vaccine, 35(48Part A), 6492.

    [3] Imagen de Blencowe et al., (2019) National, regional, and worldwide estimates of low birthweight in 2015, with trends from 2000: A systematic analysis. The Lancet Global Health, 7(7), e849-e860. CC by 4.0

    [4]Imagen de Blencowe et al., (2019) National, regional, and worldwide estimates of low birthweight in 2015, with trends from 2000: A systematic analysis. The Lancet Global Health, 7(7), e849-e860. CC by 4.0

    [5] Ancira-Moreno et al., (2021). Incidence of low birth weight in Mexico: A descriptive retrospective study from 2008–2017. Plos one, 16(9), e0256518. CC by 4.0

    [6] Imagen de Ancira-Moreno et al., (2021) Incidence of low birth weight in Mexico: A descriptive retrospective study from 2008– 2017. Plos one, 16(9), e0256518. CC by 4.0

    [7] Blencowe et al., (2019). National, regional, and worldwide estimates of low birthweight in 2015, with trends from 2000: A systematic analysis. The Lancet Global Health, 7(7), e849-e860. CC by 4.0

    [8] Longo et al., (2021) Neurodevelopmental outcome of preterm very low birth weight infants admitted to an Italian tertiary center over an 11-year period. Scientific Reports, 11(1), 1-10.

    [9] Scherer et al., (2019). The relationship between responsive caregiving and child outcomes: evidence from direct observations of mother-child dyads in Pakistan. BMC Public Health, 19(1), 1-10. CC by 4.0

    [10] Imagen de drz en Unsplash.


    2.2: Aumento del peso corporal is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?