Skip to main content
Social Sci LibreTexts

4.3: Estructuras del cerebro

  • Page ID
    193175
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Estructuras del cerebro

    La superficie del cerebro, conocida como la corteza cerebral, es muy irregular y se caracteriza por un patrón distintivo de pliegues o protuberancias, conocidos como circunvoluciones (o giros), y hendiduras, conocidas como surcos, que se muestran en la Figura \(\PageIndex{1}\). Estos giros y surcos forman importantes puntos de referencia que nos permiten separar el cerebro en centros funcionales. El surco más prominente, conocido como la fisura longitudinal, es el surco profundo que separa el cerebro en dos mitades o hemisferios: el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho.[1]

    SZwbq5rpFHl9vGugBkwW9mgetJJT4vtEukxOsQS5KNwlAo0PpYX2VgbqeoF-_rFopYv84JGAuX2SJyH-U4B1pq1ywpa36Vej6sG91eGmpdSTCMzsYyevmukMVmjQlk8xiFKpljAsCsfYoxDRN5Xw6w
    Figura \(\PageIndex{1}\): La superficie del cerebro. ([1])

    Los dos hemisferios están conectados por una banda gruesa de fibras nerviosas conocida como el cuerpo calloso, que consta de unos 200 millones de axones. El cuerpo calloso permite que los dos hemisferios se comuniquen entre sí y que la información que se procesa en un lado del cerebro se comparta con el otro.[1]

    Los dos hemisferios de la corteza cerebral forman parte del prosencéfalo (vea la Figura \(\PageIndex{2}\)), que es la parte más grande del cerebro. El prosencéfalo contiene la corteza cerebral y una serie de otras estructuras que se encuentran debajo de la corteza (estructuras subcorticales): el tálamo, el hipotálamo, la hipófisis y el sistema límbico. La corteza cerebral, que es la superficie exterior del cerebro, se asocia con procesos de mayor nivel, como la conciencia, el pensamiento, la emoción, el razonamiento, el lenguaje y la memoria. Cada hemisferio cerebral puede subdividirse en cuatro lóbulos, cada uno de ellos asociado con funciones diferentes.[1]

    zuXarqBgukK4Q30L3diOc6X4BN0P5xUJzeYa5Z0nw-OwGFLJGITtu_9Z_n39DP43CnfiRb9dtMvexpfgZYGQAdXmTohezfR85vwHB0M_1wTSXQ2qClN__WMtRqDNCSjCL6jdS35HNAS9ifbKifrw4Q
    Figura \(\PageIndex{2}\): El cerebro y sus partes pueden dividirse en tres categorías principales. ([3])

    Fuente de Figuras

    [1] “El cerebro y la médula espinal” en OpenStax tiene licencia CC by 4.0

    [2] “El cerebro y la médula espinal” en OpenStax tiene licencia CC by 4.0

    [3] La imagen de “Las estructuras del prosencéfalo” en OpenStax tiene licencia CC by 4.0


    4.3: Estructuras del cerebro is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?