Skip to main content
Social Sci LibreTexts

4.5: Otras estructuras del prosencéfalo

  • Page ID
    193177
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Estructuras adicionales del prosencéfalo

    Otras estructuras del prosencéfalo, situadas bajo la corteza cerebral, son el tálamo y el sistema límbico. El tálamo es un relé sensorial para el cerebro. Todos nuestros sentidos, a excepción del olfato, pasan por el tálamo antes de dirigirse a otras áreas del cerebro para su procesamiento (Figura \(\PageIndex{1}\)).

    qVzPxjxEX7gCuYzto465MPANoyiloyvq-D1Gg1ZRpfKlqe_vEw6WlLUbYD2Uf6Mk8DHw2sMUA6X7Z7gzR-SGuW0No_QQweCXiujObjQBi18MtcxRpK-ezQzTQ4Pd40srxiyoZp4m-dYW-FD4CVyOIA
    Figura \(\PageIndex{1}\): Tálamo. El tálamo sirve como el centro de relevo del cerebro donde se dirige la mayoría de los sentidos para el procesamiento. (Derechos de autor; [1])

    El sistema límbico participa en el procesamiento de las emociones y de la memoria. De modo interesante, el sentido del olfato se proyecta directamente al sistema límbico; por lo tanto, como era de esperar, el olfato pueda evocar respuestas emocionales de un modo que otras modalidades sensoriales no pueden. El sistema límbico está formado por diferentes estructuras, pero tres de las más importantes son el hipocampo, la amígdala y el hipotálamo (vea la Figura \(\PageIndex{2}\)). El hipocampo es una estructura esencial para el aprendizaje y la memoria. La amígdala participa en nuestra experiencia de la emoción y en la vinculación del significado emocional con nuestros recuerdos. El hipotálamo regula una serie de procesos homeostáticos, como la regulación de la temperatura corporal, el apetito y la presión arterial. El hipotálamo también actúa como una interfaz entre el sistema nervioso y el sistema endocrino, y en la regulación del comportamiento y de la motivación sexuales.[2]

    E_HHKKWwkjjAOwE8ekp6YupxSbTYpvSmBc0hMbUZ8cTMaZ3vHX8I4vVcZiSb14HItjTvIYsjLWMk30MSYzdRY-EH0gCptVX509HMyREScuktEW4OfhRxDJg4uZlfjpIySnLntZ2tF1wF4F9G1fHVBw
    Figura \(\PageIndex{2}\): El sistema límbico. ([3])

    Fuente de Figuras

    [1] La imagen de “El cerebro y la médula espinal” en OpenStax tiene licencia CC by 4.0

    [2] “El cerebro y la médula espinal” en OpenStax tiene licencia CC by 4.0

    [3] El sistema límbico de “El cerebro y la médula espinal” en OpenStax tiene licencia CC by 4.0


    4.5: Otras estructuras del prosencéfalo is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?