Skip to main content
Social Sci LibreTexts

10.5: Materiales que favorecen el desarrollo cognitivo

  • Page ID
    193998
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    Materiales y desarrollo cognitivo

    La teoría del desarrollo cognitivo de Jean Piaget propuso una conexión fundamental entre las experiencias y el desarrollo cognitivo durante la etapa sensoriomotora de la infancia y la niñez. El periodo sensoriomotor comienza con el nacimiento y continúa durante los dos primeros años del niño. Durante esta etapa, los bebés y los niños pequeños experimentan el mundo por medio de las sensaciones (sensoriales) y del movimiento (motoras). Los materiales pueden estimular tanto las experiencias sensoriales como las motrices y, por lo tanto, son una forma importante de apoyar el desarrollo cognitivo de los bebés y de los niños pequeños. [1]

    Para fomentar la exploración, la selección de materiales que se proporciona a los bebés y niños pequeños debe ser adecuada para su edad y basarse en lo que los cuidadores observan que les interesa. A medida que los niños crecen, sus estrategias de exploración de materiales cambian. Por ejemplo, hablar con la boca es una forma predominante de exploración a los 6 meses de edad, pero se cambia por formas más refinadas de exploración manual más adelante en la infancia (Kaur, Srinivasan & Bhat, 2015). Otro ejemplo puede verse en los cambios en el desarrollo de la capacidad de agarre. Los bebés mejoran su capacidad de agarre entre los 6 y los 15 meses (Butterworth, Verweij & Hopkins, 1997). Del mismo modo, los bebés de 12 a 14 meses muestran cambios apropiados y anticipados en la formación del agarre en función de la forma y del tamaño del objeto en comparación con los bebés de 5 a 6 meses (Barrett et al., 2008; Fagard, 2000). Los bebés con capacidades motrices más avanzadas (es decir, los que pueden gatear, ponerse de pie o caminar) están más interesados en los objetos con asas (Nelson & Oakes, 2021). En función de esta investigación, los cuidadores deben observar los cambios en el desarrollo de los bebés y los niños pequeños, como las estrategias de exploración y agarre, y proporcionar materiales que sigan desafiando, intrigando y apoyando sus capacidades de desarrollo adecuadas para la edad. Por ejemplo, considere la colección de materiales de juego de la Figura \(\PageIndex{1}\). ¿Cómo pueden influir las diferentes capacidades de agarre de los bebés y los niños pequeños en la forma en que son capaces de sostener, manipular y explorar los distintos materiales? [1]

    nsfXj8XQ9uK6DjkL7HJMO1kOHvjBDAy-lr-8LTIxfOMCK8zUMqB8wDY8QlY5ocy9TAgY_TXQ4zhPCqju722iCcgTxr-0LxCGZL3F5tWKZ6lup0APAzIQERz2R1y-Us0M3m7z82pZKig8jHV7T4S8RQ
    Figura \(\PageIndex{1}\): Diversos materiales de juego. ([3]

    Junto con lo que es adecuado para la edad, las conductas exploratorias también están influenciadas por las propiedades del material, incluidos el tamaño, la forma, la textura y el peso de los objetos (Barrett et al., 2008; Bourgeois et al., 2005; Corbetta & Snapp-Childs, 2009; Libertus et al., 2013; Newell et al., 1989, 1993; van Hof et al., 2002). Por ejemplo, los bebés mostraron un mayor agarre de los objetos más pequeños mientras que miraban más los objetos más grandes (Rochat, 1989). Además, los bebés de 9 a 12 meses exploraron las propiedades de los objetos, como la forma, el tamaño y la textura al girar, digitar y transferir objetos, mientras que exploraban propiedades, como el peso, el sonido y la rigidez al golpear y agitar los objetos (Ruff, 1984). Los patrones de agarre de los bebés dependían del tamaño y de la estructura del objeto, ya que los objetos más pequeños se agarraban con una mano y los más grandes con las dos (Kaur, Srinivasan & Bhat, 2015). Del mismo modo, los bebés apretaron más los objetos que no eran rígidos en comparación con los objetos rígidos (Barrett et al., 2008; Newell et al., 1989, 1993). Con esta investigación, se indica que los cuidadores deben observar constantemente el desarrollo de las capacidades de los bebés y niños pequeños, y proporcionarles materiales adecuados para su edad, en función de estas observaciones de cerca. [2]

    Piezas sueltas

    Las piezas sueltas se refieren a materiales abiertos y manipulables (Nicholson, 1971). Las piezas sueltas son materiales móviles y no dictados que los niños pueden utilizar de diversas maneras (Daly & Beloglovsky, 2015; Maxwell, Mitchell & Evans, 2008). Las piezas sueltas suelen considerarse como lo opuesto a los juguetes prediseñados, que son la mayoría de los que se venden en las tiendas. Por ejemplo, un avión de juguete, si se le da a un niño, probablemente se utilizará de una cantidad limitada de maneras, en lo que respecta

    al juguete. En cambio, los materiales como hojas y palitos de helado permiten un compromiso creativo con formas ilimitadas de interactuar con los materiales. La Figura \(\PageIndex{2}\) es una imagen de una mesa de piezas sueltas con diversos objetos de la naturaleza: calabazas pequeñas, hojas, trozos de tronco de un árbol pequeño, palos, etc., y herramientas como pinzas y lupas, para apoyar la exploración posterior. Dedique un momento a examinar los objetos y las herramientas de la Figura \(\PageIndex{2}\) y, luego, reflexione sobre estas cuestiones: [4]

    • ¿Qué se imagina que hacen los niños pequeños mientras están en la mesa?
    • ¿Cuántas formas diferentes de utilizar los materiales puede imaginar para los niños pequeños?
    • ¿De qué manera las herramientas cuidadosamente seleccionadas (como tijeras o lupas) favorecen la exploración más de lo que probablemente ocurriría si no estuvieran presentes?
    • ¿Qué otras herramientas podrían añadirse?
    • ¿Qué conceptos cognitivos experimentan los niños cuando se relacionan con los materiales?
    ZjMXCy5vl0JqSsIxyixMxQCl8aLUir-Z1oHx3RhV-kt_ojKWIZ9-sns7TLumcV6iMjFTsbp1uGAIyZ1WpnyNX4JppN-rA3MgjA9NBongx3-5_HxBzLWCz-e1NHDpSY_4GFePFVPwT1qI03OhJ_FomQ
    Figura \(\PageIndex{2}\): Materiales de la naturaleza. ([5])

    Cuando los niños están expuestos a piezas sueltas intrigantes, se vuelven curiosos. La curiosidad de los niños se dispara cuando ven y experimentan cosas nuevas y viven experiencias únicas que no serían posibles en el entorno interior. Este sentido de la curiosidad es la forma en que los niños se inspiran para participar en nuevas exploraciones y descubrimientos (Perry, 2004). Las piezas sueltas dan a los niños la libertad de crear sus experiencias de juego en función de sus ideas y objetivos personales, en lugar de que el juego esté predeterminado por los materiales o el entorno (Änggård, 2011). Esto significa que los materiales no dictan el tipo de juego de los niños. Los niños crean episodios de juego basados en sus experiencias pasadas, su curiosidad, su creatividad y sus nuevas ideas. [4]

    N06OF_FWTdc_FItxVtGQnr8VlRfsRpHZVVvcjwSpdCaocnpNK3NLDIcZ0YuuUUKeJGtlhO1417wYYs-mLpQUditARoKH2jvNX6sPRph8aT6q3G8qnGdXOK7iaLPqFpF6LOy7OiV2iARW4QYyqUFVXg
    Figura \(\PageIndex{3}\): Colecciones de piezas sueltas. ([6])

    Referencias y Fuente de Figuras

    [1] Scott & Cogburn (2021). Piaget. StatPearls Publishing. CC by 4.0.

    [2] Kaur et al., (2015). Atypical object exploration in infants at-risk for autism during the first year of life. Frontiers in Psychology, 6, 798. CC by 4.0.

    [3] Imagen de Todd LaMarr con licencia CC by 4.0.

    [4] Flannigan & Dietze (2017). Children, outdoor play, and loose parts. Journal of Childhood Studies, 53-60. CC by NC 4.0.

    [5] Imagen de Susan Lewis-Penix en Unsplash.

    [6] Loose Parts de Todd LaMarr tiene licencia CC by 4.0.


    10.5: Materiales que favorecen el desarrollo cognitivo is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?