Skip to main content
Social Sci LibreTexts

11.3: Comunicación temprana con la mirada

  • Page ID
    194004
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    La importancia de la mirada

    La mejor forma para que los bebés y los niños pequeños aprendan el lenguaje es a través de las interacciones cara a cara con las personas que los cuidan en contextos sociales, y la comunicación en persona es multimodal por naturaleza, ya que se utiliza algo más que el habla para comunicarse (por ejemplo, gestos, expresiones faciales, miradas, etc.). La mirada es, de hecho, un elemento primordial en la comunicación humana. No solo las personas adultas utilizan a menudo la mirada social cuando se comunican con los bebés, sino que los bebés también muestran una sensibilidad, e incluso preferencia, por señales con la mirada desde temprano (Simpson et al., 2020). Los recién nacidos miran más tiempo las caras que tienen los ojos abiertos que las caras que tienen los ojos cerrados (Batki et al., 2000). También prefieren los rostros con una mirada directa con los que pueden establecer un contacto visual mutuo (Farroni, Johnson & Csibra, 2004). Los bebés comienzan a desarrollar la capacidad de seguimiento de la mirada entre los dos y los cuatro meses, y esto se vuelve bastante estable entre los seis y los ocho meses (D'Entremont et al., 1997; Gredeback et al., 2010). Seguir las señales de la mirada se convierte en algo casi automático, y la dirección de la mirada de las personas adultas provoca rápidos cambios en la atención visual incluso en bebés de tan solo tres meses de edad (Hood et al., 1998).

    wP3YUnmKqlkoVsYxw6Hn-LYI2fPOFlDbS6zWxU4ApjRXgpLkmbjB6WCceaVCUThIOn9zof2phgbNISeWeb1sTIOkTgxS8Gs0WwesFM5-3vAua4s0BrKI7raZ8-5kWogXjX8JLbQFSwnD8qP17aJg5g
    Figura \(\PageIndex{1}\): Ejemplo de la mirada. ([1])

    Existe una fuerte asociación entre la capacidad de los bebés para seguir la dirección de la mirada de una persona adulta y su posterior vocabulario receptivo y expresivo (Çetinçelik, Rowland & Snijders, 2020). La mirada, tanto al hacer contacto visual como al seguir una mirada, puede guiar y ayudar a los bebés a mantener su atención y, por lo tanto, a aprender sobre la información relevante del entorno. Por ejemplo, cuando un bebé sigue la mirada de una persona adulta hacia el cielo en dirección a un avión, los sonidos producidos por el avión y el lenguaje que la persona utiliza mientras se comunica en ese momento sobre el avión pueden relacionarse más fácilmente con el avión en sí. El uso de las señales de la mirada respalda el aprendizaje de los bebés al poner de relieve la información importante del entorno y canalizar su atención hacia ella. [1]

    Referencias y Fuente de Figuras

    [1] Imagen de Zach Vessels en Unsplash.

    [2] Çetinçelik et al., (2020). Do the eyes have it? A systematic review on the role of eye gaze in infant language development.

    Frontiers in Psychology, 11. CC by 4.0


    11.3: Comunicación temprana con la mirada is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?