Skip to main content
Social Sci LibreTexts

20.3: Cómo proporcionar y apoyar un cuidado culturalmente sensible

  • Page ID
    193371
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Atención culturalmente sensible

    El enfoque de una persona en la crianza de bebés y niños pequeños refleja sus valores. “Todos los aspectos de la forma en que los padres y los maestros cuidan, educan y piensan en los niños pequeños están arraigados en las perspectivas y creencias culturales. Cómo responde cuando los niños lloran, cómo decide que es hora de comer, qué define como sano y como enfermo, cuál cree que es la ropa apropiada para vestir, cómo expresa el amor, qué espera hacer por los niños y qué espera que hagan por sí mismos son ejemplos de las millones de formas en que la cultura afecta lo que somos como personas, padres y maestros” (Keyser, 2017). Los valores conocidos pueden considerarse naturales, mientras que los desconocidos pueden sentirse diferentes o equivocados. Las interacciones que implican normas culturales diferentes pueden crear sentimientos de confusión, incomodidad, curiosidad y juicio, ya que cada persona suele considerar que sus normas son “correctas”. Cuando los niños entran en el centro de cuidado, ellos y sus familias pueden estar atravesando un contexto cultural desconocido. Durante este proceso, los cuidadores deben mantener una actitud abierta e interesada con cada individuo y su familia para aprender sobre su cultura única.

    Supongamos que un cuidador de bebés o niños pequeños empieza a sentirse incómodo con las prácticas de una familia con su hijo o con la petición de la familia de un determinado tipo de cuidados. Esto supone una oportunidad para que el cuidador piense en sus valores, en las influencias culturales y en cómo los valores de la familia pueden ser igualmente importantes y relevantes en su contexto cultural. Al aprender sobre otras culturas, es importante suspender el juicio: separar la comprensión de las culturas de los juicios sobre sus valores. “Si los juicios de valores son necesarios, como suelen serlo, estarán mucho mejor informados si se suspenden el tiempo suficiente para obtener cierta comprensión de los patrones involucrados en las formas familiares de uno, así como en las formas, a veces sorprendentes, de otras comunidades” (Rogoff, 2003). Si los maestros utilizan estas situaciones para crecer en la comprensión y apreciación de las múltiples perspectivas, comprenderán más profundamente sus propias influencias culturales y las de los demás.[1]

    Aprender sobre las culturas de los demás requiere tiempo, interés, respeto, comunicación y observación. Dado que muchas creencias culturales se aprenden de forma implícita, es posible que los cuidadores de bebés y niños pequeños no tengan experiencia en articularlas. Cuando un padre o madre levanta a su hijo de la manta y lo entrega para despedirse, es posible que no pueda verbalizar “me siento más cómodo sabiendo que le estoy dando físicamente a mi bebé para que lo cuide cuando me vaya. No puedo simplemente irme cuando está solo en el piso”. Esto crea una oportunidad para que un cuidador de bebés y niños pequeños capte la señal de los padres y sostenga al bebé para despedirse o les pregunte a los padres la próxima vez “¿Quieres que sostenga a Leo para que se despida de usted?”. Cuando las guarderías piden a los padres que escriban sus prácticas culturales en los formularios de admisión, a menudo no saben qué escribir o qué significa. Una forma eficaz de conocer y descubrir las prácticas culturales es preguntar a los padres sobre las rutinas familiares e indagar con respeto si las rutinas son diferentes de la cultura de aprendizaje y atención temprana (Tonyan, 2015).[1]

    La profesión de la primera infancia en los Estados Unidos ha hecho hincapié históricamente en que los niños pequeños se encaminen hacia la independencia y se los anime a cuidar de sí mismos lo antes posible. Animar a los bebés más grandes a alimentarse por sí mismos refleja el énfasis de la profesión en la independencia, mientras que muchas familias valoran más la interdependencia que la independencia. Este valor puede observarse en las formas en que se enseña a los niños a ayudarse mutuamente y a respetar las necesidades de los demás (como permanecer sentado a la mesa hasta que todos hayan terminado). Los programas de aprendizaje y atención temprana han comenzado a modificar las prácticas y políticas de los programas para incorporar los conceptos de interdependencia e independencia en la red del cuidado.[1]

    En circunstancias en las que un cuidador de bebés o niños pequeños no puede incorporar la petición o preferencia de la familia en cuanto a los cuidados en las prácticas del centro, todavía es posible demostrar respeto por la cultura de la familia. Por ejemplo, un cuidador puede decir al niño: “Sé que te encanta dormir en tu columpio en casa. Tu padre me ha dicho que estás muy contento durmiendo allí. En la escuela, también te ayudaré a dormir la siesta. Podemos mecernos un poco, y luego te pondré en tu cómoda cama y te acariciaré la espalda”. El cuidador puede decirle al padre: “Gracias, Tomás, por informarme de cómo ayuda a Benji a dormir en casa. Puede que le lleve unos días aprender una nueva forma de dormir aquí, pero me aseguraré de ayudarlo con un poco de balanceo extra para que no se sienta tan diferente, y podremos comprobar cada día cómo va”.[1]

    Referencias

    [1] Departamento de Educación de California, Infant/Toddler Learning and Development Program Guidelines, segunda edición, del Departamento de Educación de California se usa con autorización


    20.3: Cómo proporcionar y apoyar un cuidado culturalmente sensible is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?