Skip to main content
Social Sci LibreTexts

27.13: División y definición del espacio

  • Page ID
    193442
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    A la hora de diseñar un salón para bebés o niños pequeños o un programa de guardería familiar, es fundamental crear espacios definidos y que tengan un propósito.

    Zonas de aprendizaje

    Una zona de aprendizaje dentro de una sala para bebés y niños pequeños crea experiencias de aprendizaje enriquecedoras, y cada zona respalda diferentes dominios del desarrollo. Algunos ejemplos pueden ser una zona para trepar o agarrar para ayudar con el desarrollo de la motricidad gruesa o fina o una sección para explorar ideas específicas (por ejemplo, una zona de bloques para explorar la causa y el efecto, y el equilibrio). Aunque las zonas de aprendizaje pueden respaldar principalmente el desarrollo o los intereses específicos, sabemos que los bebés aprenden de forma holística en todos los ámbitos. Las zonas de aprendizaje deben incluir posibilidades emocionantes y, al mismo tiempo, sirven para múltiples funciones. La exploración sensorial por parte de los bebés y niños pequeños se producirá en todas las zonas de cuidado y aprendizaje y no es necesario que se limite a un área específica con esa etiqueta. Además, una zona de libros acogedora ofrece a los niños pequeños experiencias de alfabetización temprana y proporciona un espacio tranquilo y sosegado para que se relajen por su cuenta o con un cuidador. El entorno de aprendizaje debe ser accesible y adaptarse para los niños con discapacidades y otras necesidades especiales.

    Estos son algunos ejemplos de zonas de aprendizaje:

    zonas de alcance, agarre y pateo (varios materiales colgantes);
    zona para escalar (escaleras, plataformas, elevadores, cubos bajos);

    • zona con espejo;
    • zona de bloques, edificios y construcciones;
    • zona de juguetes blandos;
    • zonas lingüísticas y de libros;
    • zona de juegos dramáticos (cocina de juguete, materiales para disfrazarse);
    • zona de desorden (materiales artísticos y expresivos, mesa de arena y agua);
    • zona de sonidos (campanas, instrumentos, música, CD y reproductor);
    • zona sensorial (objetos perfumados, materiales naturales).
    fCefXDeLrKLGhrmes2sS9IsQSZPOhJkwMkEuv1zOf-bHFBPMb5zLKT0fB3i12anUrci2hK3xLMtikIDJ5D6uzsk-ksOGP-ALVS6uiUSewTUSads7qlQnHTUq2rv2weaAIjdXUMhfxBvMqeLgXX-NeA
    Figura \(\PageIndex{1}\): Cree zonas artísticas de fácil accceso. ([1])
    ANLbYmBn9_7e--21CdWcWLnrQOCT-J9lXDGGc2P2uuIktv5j-ufLVlqdh4eJGxA_WWL-VS8ES7cdx9_E2eX-6_DZwj6iH6sYXg6gJL5wrBh8FsuNXNyP17Kz_TZsE3mm-PKawkncoQiLNelX42TI5g
    Figura \(\PageIndex{2}\): Zona sensorial para niños pequeños con diversos objetos. ([2])
    BehbDqfRqQr3K2VNC4uqy_7TZdtFdX_OC_mN4ypxRhu4i2RnGv5Fe3r2OsZfYoCRvdPSCLJSlfEZiIcX_3hr17tGTjaMl7ZH5D4VfPDSxWF_z6jHMDic7CneoxTiwypwc3JuAUC89ZItTkxNlm8Kxw
    Figura \(\PageIndex{3}\): Un espejo en partes sueltas es una forma adicional de crear provocación de partes sueltas. ([3])

    Considere minuciosamente la disposición de las zonas de aprendizaje vecinas. Puede ser útil colocar las zonas de aprendizaje más tranquilas una al lado de la otra o cerca del espacio donde se duerme la siesta. Prever a la forma en que los bebés y los niños pequeños pueden querer utilizar los materiales entre las áreas les ofrece libertad para mover los materiales de un área de aprendizaje a otra. Esto también da a los bebés y a los niños pequeños la oportunidad de hacerse cargo de su aprendizaje y hacer que sus ideas cobren vida. Por ejemplo, trasladar un dinosaurio de la zona de bloques a la zona de juego dramático para “lavarlo” en el fregadero de juegos ofrece a los niños pequeños una forma de expresar su incipiente imaginación.

    7isSh5rgFjMDzeGuEquZO0psTQ4ppEw4VSJZBTlUaHYX9NQTrsaKCwgZTgcgYB8chQubRWwegjy0GEKkaLexbDmdFPCju6SpKwHGX4dGHvPHBtlO2d5igvMU_liomxmuYKE66h1fbwneCpEMMgufHg
    Figura \(\PageIndex{41}\): Utilice mesas con luz con diversos objetos para un futuro interés sensorial. ([1])

    En el caso de las salas en las que solo hay bebés pequeños, es posible que no sea conveniente establecer zonas de aprendizaje específicas, ya que toda la sala constituye la zona de aprendizaje para los bebés. Sin embargo, quienes los cuidan deben ofrecer diversas experiencias y materiales a los bebés y niños pequeños y rotar los materiales o reorganizar los espacios a medida que cambian las necesidades del desarrollo de los niños. Incluir demasiados materiales a la vez puede estimular demasiado a los niños.

    GVI8Jf51kz3s4Ct8qSjQtAkH8oGhHnBo_zw9TiEVX7jREVbXnUHvy6r-s6UDxdn0DvHctcPQLnCh1JoYlxu28-9ufBnYLv-GJuRTRZosADMFBWXGLTFgAYCxn-w2rhdoiwGo_h1mGGbvoXtzv0DUhQ
    Figura \(\PageIndex{5}\): Entorno para bebés. ([5])

    Aunque los cuidadores creen zonas de aprendizaje, a los bebés y a los niños pequeños les encanta explorar y deben tener libertad para llevar los juguetes y materiales de una zona de la sala a otra. En lugar de limitar el movimiento entre espacios, reconozca el valor de estos comportamientos y encuentre formas de apoyar esta exploración natural de los materiales y el espacio. Explorar y trasladar materiales es un tema excelente para crear documentación para el análisis y la reflexión a la hora de crear un plan de estudios. ¿Qué tendencias se observan con respecto al movimiento de materiales de una zona a otra? ¿Qué hacen los bebés y los niños pequeños con los materiales que trasladan? [6]

    Zonas de exposición

    El arte de los niños puede exponerse de forma que comunique “Este es el lugar de un niño” y “Tú perteneces y lo que creas se valora”. La exposición de las obras de arte de los niños debe ser agradable a nivel estético y debe estar a la altura de sus ojos, sin que el entorno resulte demasiado estimulante o visualmente desordenado. Cuando los paneles de documentación se exponen a la altura de los ojos de los bebés y los niños pequeños, les dan la oportunidad de repasar lo que aprendieron en un formato que es fácil de observar y brinda indicaciones visuales para que los cuidadores entablen conversaciones y repasen la experiencia. La visualización de la documentación provoca la curiosidad y la confianza, ya que los bebés y los niños pequeños reexaminan su trabajo y contemplan sus logros (Malaguzzi,1998).

    IzN8QjJPj_7fiRWPN5dI7Mc3dynIbNTKt-pmprkHyihe4affj59ue12fmkrE3vWoe5Ag8-4heEuSQ0dRpBrmvjxbPLF3anBsQOoVWF9M2NsJaeiJQ4zVnMf6FIKVgunD5h9eazArALBLrm3dV-wXng
    Figura \(\PageIndex{6}\): Muchos muebles para bebés y niños pequeños facilitan la incorporación de documentación a la altura de los ojos. ([7])

    Entrada y zona de comunicación con la familia

    Diseñe un entorno en el que se perciba interés y respeto por todas las familias del programa. Es esencial hablar con las familias todos los días cuando dejan y recogen a los niños a fin de intercambiar información sobre sus experiencias en casa y en el programa. Apoye la comunicación abierta al disponer de un espacio en el entorno para cada niño, como un casillero, una papelera o un portapapeles. En el área de los padres (o en un lugar de fácil acceso), proporcione notas diarias a las familias con las que describa cómo se desenvolvieron las comidas, las siestas, el cambio de pañales/el aseo y los juegos de sus hijos a lo largo del día. También puede incluirse un espacio para que los padres dejen notas (si no hay oportunidad de compartir información en persona).

    Cree un espacio en donde publicar información importante para las familias, como un calendario de clases, consejos para padres o fotos de niños explorando en el programa. En los centros de cuidado, un tablero de anuncios en algún lugar de la sala o en el pasillo fuera de la sala es un buen lugar para colocar esta información.

    7DSJfL0DF9EcZCEkpzdvvc2E8JNOJOafgS_6KJAJShtZsvxVtfiKe7HRoZy9sBK5Or7vhYmO_m4Nxx4azebMRqjxYPcKXA6pXBmV7ydfr7eaYmFDkc4IpDL-U8xmFULJjL2sNQSqwLj0x408JJK5RA
    Figura \(\PageIndex{7}\): Diversas formas de comunicación con las familias. [7]

    Las guarderías familiares pueden utilizar la puerta de una nevera o colocar una pizarra cerca de la entrada.

    Ya sea que se trate de una guardería familiar o de cuidados en centros, coloque las áreas de comunicación lejos del flujo del tráfico, donde las familias puedan verlas fácilmente y hablar con el personal y otras familias sin interrumpir o interferir con la exploración de otros bebés y niños pequeños en la sala.[8]

    Dormir y dormir la siesta

    Los espacios para dormir la siesta deben sentirse seguros, protegidos y tranquilos, como el dormitorio de una casa. Separe los lugares para la siesta de las zonas donde se realizan actividades motoras de gran tamaño, preferiblemente en espacios con tráfico limitado. Tener diferentes zonas para dormir, al alcance de la vista de los cuidadores, para los bebés pequeños los ayuda a mantener sus horarios sin dejar de que los supervisen.

    3q2qL-LkohNcsLgGJnsIT5vFITtyrll8xWj95vsaNsT6UdP7uYnXUK8ENiWtV3AyzXACuj7XtXxKYr08Dq45Mp2dW6EZwX9Hh7r4H65-yTxVqMd7TECiRgBmIkntER7suMgcsD5yIYHx1zLI_C9r4w
    Figura \(\PageIndex{8}\): Una zona para dormir la siesta separada con una línea de visión clara. ([7])

    Las zonas en interiores deben estar bien ventiladas. Utilice un interruptor regulador para bajar la intensidad de las luces o apagarlas si es posible. En las habitaciones que no se puede tener distinta iluminación, busque formas seguras de cubrir o atenuar las luces sobre las zonas de descanso.

    Para crear un ambiente más hogareño y tranquilo, incluya algunas plantas y móviles colgantes sin sonido en la zona para que los niños los vean. En algunos casos, una radio o una máquina de sonido puede tapar el tráfico, la construcción u otros ruidos importantes que interfieren con el sueño.

    Si utiliza un espacio en el exterior para la siesta, elija una zona con buena sombra.

    Disponga de colchonetas, cunas o catres que resulten acogedores y cómodos, y que tengan el tamaño adecuado para los niños. Un colchón firme y ajustado en una cuna robusta, en la que se retiren todas las almohadas, las mantas suaves, las pieles de oveja, los peluches y otros productos blandos, reduce los factores de riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) en los bebés menores de ocho meses. Cada bebé y niño pequeño debe tener un lugar para dormir. Rotule las cunas o busque una zona consistente para que el niño duerma la siesta. Permitir que los niños pequeños duerman en el mismo lugar todos los días ayuda a mantener la rutina y a tener claras las expectativas de la misma. Los niños pequeños sabrán dónde ir y cuándo es hora de dormir la siesta. Las cunas portátiles ahorran espacio pero no son muy resistentes. Los catres hechos para apilar y guardar o las colchonetas funcionan bien para los niños pequeños.

    VV80zMU7juBmCCOFUxxiNGw6lUEgzluoC3nOZr8WTYy28kucesoDBrq06ZK9evablrz46p_u5EE7gbTtwEcTYprYqICuoJnmHXq1BdA4NgGye5rwESzuWAmCLuUE7W1p8dQgA7HpJ-X2ceVdaKMHTQ
    Figura \(\PageIndex{9}\): Rotule las cunas por motivos de salud y seguridad. ([7])

    Cuando se cubren con una manta, los catres son cómodos. Si la zona para dormir forma parte de una habitación grande, sepárela de las zonas de actividad con un divisor de al menos 4 pies (1,2 metros) de altura. Cuando los códigos contra incendios lo permitan, las pancartas de tela colgadas del techo pueden funcionar como paredes blandas. Es mejor hacerlo en una esquina porque hay dos paredes existentes con las que trabajar. Utilice muchos tejidos (cojines, almohadas, mantas, edredones) para absorber el sonido. Cuelgue adornos en las paredes, pero mantenga los colores y los dibujos neutros y discretos. El almacenamiento de la ropa de cama debe ser accesible, pero debe estar fuera del alcance de los niños. El mejor lugar almacenamiento tiene compartimentos, cada uno de ellos rotulado con el nombre del niño y lo suficientemente grande para la manta, el juguete favorito y la sábana del niño. Lally, Steward, and Greenwald,

    es1PKWIy0uiSN5Sfym3mQAK3MByIS7A2BBUcIx64UbbSa-uhlrFYESQVmVbPtPi3BDD0-qFd5SmBCnr7KH_bnWCNOEvztF2UiBReD6Qgl4PqfKyvFT4-OUamx2gkGkcIFxRch00X7WzBtlC5ZvNrHQ
    Figura \(\PageIndex{10}\): Segundo juego de sábanas rotulado con el nombre del niño bajo la cuna compartida. ([7])

    Zonas de cambio de pañales y aseo

    La zona de cambio de pañales y aseo debe contar con cambiadores, lavabos y espacio para almacenar material. Ir al baño es algo que los niños aprenden a hacer por su cuenta cuando es apropiado para su desarrollo. La disposición del cambio de pañales y del aseo hará que ese aprendizaje sea fácil o difícil. Guarde todos los pañales y el material necesario cerca. Incluya un cesto de basura que se accione con el pie y sea sensible al movimiento junto a la zona de cambio de pañales y que esté forrada con una bolsa de plástico para facilitar su eliminación. La superficie para cambiar pañales debe tener una altura de unas 36 pulgadas (91 centímetros). Haga que las superficies sean fáciles de lavar para ayudar a mantenerlas desinfectadas. Los artículos para la limpieza y desinfección deben ser fáciles de obtener, pero deben estar fuera del alcance de los niños.

    Cuando utilice papel para cambiadores, mantenga el rollo al final de la superficie para que la pieza vieja se pueda tirar fácilmente. Limpie y desinfecte la superficie, y luego extienda una nueva pieza. Toda la instalación para cambiar pañales debe estar cerca de un lavabo para favorecer el lavado de manos y también debe estar separada de la zona de preparación de alimentos. Los cambiadores deben tener un reborde de 3 pulgadas (8 centímetros) para evitar que el bebé ruede fuera de la mesa.

    SWP2iEyODFokNnUSaPBNmbjO1PwN0f-Vsmg5t9hbKlrcyd1dOWzG_CXp-nlZUhe7pXtDc5fjRXr12POPmgGPYCcQufLEfzBjGXEzizXVBPREs_BKKIaJw_KsLHYBR32czWGV-PpsEMYaJ0SZFzpwSw
    Figura \(\PageIndex{11}\): Zona de cambio de pañales con lavabo independiente, zona de almacenaje arriba para el material de cambio de cada niño. ([7])

    Si los niños pequeños utilizan los baños con inodoros, es preferible que utilicen inodoros de tamaño infantil. Aunque se prefieren los inodoros con cisterna, las “zonas de orinales” también funcionan si están en un lugar bien ventilado, cerca de un baño con agua corriente y lejos de la zona de comida. Se debe poder acceder fácilmente a los lugares de aseo para supervisar a los niños pequeños. Proporcione más de un orinal, ya que dos o tres niños pequeños pueden sentarse en los orinales al mismo tiempo; los niños pueden interactuar y aprender unos de otros. No limpie los orinales en el mismo lavabo donde se lavan las manos. Vacíe los orinales usados en un inodoro y lávelos en un fregadero industrial. Mantenga cerca del orinal papel higiénico, toallas de papel, jabón líquido, instalaciones para lavarse las manos y materiales para desinfección.

    ttAtOORFjFkJhtOwJfV7pR6ObSRigoX8epEIaemhGu6EiZIX3EcdqM3SYM7ZZ5LqMxL_DZVw-n-sh6z-pV4obRNUABw63xdfwvZUPTxWh7Lcit_wHTJGaVJYkjfGN6sgIm964BnS6MjYOTAHWzZXgg
    Figura \(\PageIndex{12}\): Los escalones brindan acceso para diferentes necesidades de desarrollo. ([7])

    Cuando los niños pequeños utilizan el baño, deben estar acompañados por un docente. El baño debe estar fuera de los límites o cerrado con llave cuando no se utilice para evitar que los niños pequeños jueguen allí. Los baños con medias paredes proporcionan una sensación de privacidad, al tiempo que permiten a los docentes supervisar visualmente tanto el interior como el exterior de la zona del baño. Las medias paredes también proporcionan una conexión visual para otros niños cuando su docente de atención primaria atiende a otro niño. No se suele prestar atención a la zona de aseo cuando se crea el entorno. Con pequeños detalles, se puede lograr que esta zona sea acogedora y agradable. Cree una zona de aseo atractiva y alegre para los niños pequeños; es posible que pase mucho tiempo en este espacio si están aprendiendo a ir al baño. Ponga cuadros en la pared e incorpore color para alegrar la zona (Lally, Stewart and Greenwald 2009).

    Hora de la comida

    Las zonas para comer de los niños que pueden comer solos fomentan el desarrollo de la motricidad fina. A la hora de planificar estas áreas, utilice medidas preventivas para garantizar experiencias seguras y saludables para los bebés y los niños pequeños.

    Diseñe una zona para comer que incluya muebles de tamaño adecuado para bebés y niños pequeños, así como asientos cómodos para los cuidadores y las madres lactantes. Cuando deba organizar esta zona, tenga en cuenta qué resulta cómodo al sostener al niño, darle el biberón y sentarse a su lado en la mesa mientras se alimenta.[8]

    2lYpPf_gvxhKVgyQOH3erJ2OtRzXcM4o48DfqOnGOtpcwqSAAn9P1Bvawx9hr9pPsugovQprGO2Hp3n9o1zdm_fpcqnpeZ8uBqkvIArSMzHphxe1Zy8V-914UpKiBOI-sqzaLWiAaJDDWqt1in7lfw
    Figura \(\PageIndex{13}\): Comida al estilo familiar. ([4]

    En las zonas para comer es necesario que haya un almacenamiento accesible y superficies fáciles de limpiar. Los niños necesitan lugares bajos y cómodos donde comer. Disponga un lugar donde los cuidadores se sienten con los niños mientras comen. Las mesas bajas para un máximo de cuatro niños funcionan bien y pueden utilizarse para actividades de artesanía en otros momentos. Considere la posibilidad de utilizar mesas apilables o desplegables desde la pared: pueden utilizarse a la hora de comer y luego se guardan para ampliar el espacio de juego.

    El cuidador debe alimentar a los bebés pequeños de a uno por vez en los brazos en una silla cómoda de tamaño adulto con los artículos necesarios cerca en una mesa o estante.

    dWFIl4k7JIkiS-tIgmFjd_wLNzm_PzOlzwzvSbq2KvL50Uwb77RzwaFtAsO5swZeENaNqIcmDpVwHom8XQatF95ojJH85VtlRNPsXY-NQQMVE8Ck8RgwHQoNA4lWCm4fL6ymqQ31eMjrozUIIDR8fg
    Figura \(\PageIndex{14}\): Dar de comer en el regazo puede ser más cómodo para los bebés pequeños. ([9])

    Existen varias opciones para alimentar a los bebés más grandes. Lo ideal es que las comidas y los refrigerios se sirvan en una mesa de tamaño infantil con sillas y taburetes pequeños. Cuando un bebé empieza a subirse a los taburetes y a sentarse en ellos, es una señal de que está preparado para utilizar mesas bajas a las que pueda subirse y de las que pueda bajarse de forma independiente. Deje un taburete en la zona de juegos para que los bebés puedan practicar cómo subirse y bajarse.

    Para los bebés ambulantes, utilice mesas y sillas de tamaño infantil. Una mesa para bebés de entre doce y dieciocho meses debe tener una altura de entre 12 y 14 pulgadas (30 y 35 centímetros). Los niños pequeños necesitan una mesa de entre 16 y 18 pulgadas (41 y 46 centímetros) de alto para sentarse y comer cómodamente, así como para estar de pie mientras juegan. Cuando los niños están sentados, los pies deben tocar el suelo. Si los pies no pueden tocar el suelo, los niños no se sentirán firmes mientras están sentados y tendrán problemas para usar las manos y los brazos con facilidad. Las mesas deben estar por debajo de la altura del pecho.

    Los niños disfrutarán de sentarse en grupos de dos a cuatro en mesas pequeñas. Sirva la comida al estilo familiar, a menos que los niños traigan sus almuerzos. Cuando los niños y los adultos comen juntos, pasan un rato social, lo que ayuda a reforzar y mantener las relaciones.

    jqgF1wvwH2FGpKjCDAYWOj60qkTWfTUY_wEH8ybDLRb1g5EcLx12P8kngZblq0owuh1eoqyrEn6LaoI1UXOHjDXAhkTcRkRxMezdbt2Z4ASd9pTjvuzA2gn9svmj2x24M91HQ4qzEslyuRe8qZPmBA
    Figura \(\PageIndex{15}\): A los niños pequeños les gusta mostrar su creciente independencia y habilidades al alimentarse de forma independiente. ([1]

    Las mesas de madera natural selladas con un barniz de alto brillo son fáciles de limpiar. Las sillas robustas o los taburetes sin respaldo son las mejores opciones para que los bebés puedan moverse con facilidad y autonomía durante la comida. Los taburetes sin respaldo funcionan bien para los bebés y los niños pequeños que pueden acercarse al taburete desde atrás y sentarse a horcajadas en una posición cómoda con las piernas abiertas. Las sillas cuadradas sin patas ocupan mucho espacio, pero también se pueden

    utilizar para otros propósitos cuando se les da la vuelta. Las sillas o taburetes apilables también permiten un entorno más flexible (Lally, Stewart and Greenwald 2009).

    Espacios privados

    Estar constantemente con otras personas durante muchas horas al día puede ser agotador a nivel emocional para cualquiera, pero lo es sobre todo para los bebés y los niños pequeños, que todavía están desarrollando la capacidad de regular sus emociones y calmarse. Al igual que los adultos y los niños mayores, los bebés y los niños pequeños a veces necesitan tiempo y espacio para separarse del grupo. Esta necesidad de privacidad puede satisfacerse ofreciendo espacios limitados a uno o dos niños. Un rincón acogedor con almohadas, peluches o libros, o una zona de juegos tranquila pueden ayudar a los niños a calmarse. Cree estos espacios privados sin dejar de cerciorarse de que tengan una buena visibilidad y de garantizar la seguridad de los niños. (The Ohio State University for the US Department of Defense’s Office of Family Policy/Children and Youth, 2021).

    Cl4XuKqrfbYPwl5Xc9hDmROg28y3dwrXRR5KXBDzTI7__8NJ5vgtX69mStAzfGr7Jv8HGtDUJXcmVd-PHtFwuh1ol-5h839bEIabO2hoBjqwDn0PKgRFxM57_xsaM5NIViyC0j8edrrpS2vNh1kzyQ
    Figura \(\PageIndex{16}\): Pequeño espacio privado. ([5])

    Almacenamiento y estanterías

    Los espacios de aprendizaje para bebés y niños pequeños necesitan mucho material. Los juguetes, los libros y otros recursos se rotan con regularidad dentro y fuera del uso activo. Es esencial planificar al menos cuatro tipos de almacenamiento en un espacio de aprendizaje para bebés y niños pequeños: almacenamiento abierto, al que los bebés y los niños pequeños pueden acceder fácilmente; almacenamiento cerrado para los materiales de las personas a cargo del cuidado; almacenamiento personal para las pertenencias: y almacenamiento de exposición para el arte y el trabajo de los niños (Dodge et al., 2010).

    • Almacenamiento abierto: en el caso de los materiales que se encuentran en uso activo, los cuidadores deben rotularlos cuidadosamente y guardarlos en estantes abiertos y de fácil acceso. El almacenamiento abierto ayudará a los niños a desarrollar independencia y los niños pequeños pueden evitar la frustración cuando encuentran fácilmente lo que quieren y necesitan.
    • Almacenamiento cerrado: las herramientas como el material de oficina para las personas adultas, los utensilios de cocina o los líquidos de limpieza deben guardarse de forma segura cuando no se utilicen. Designe y rotule cuidadosamente los lugares seguros para estos artículos; esto ayuda a los cuidadores a mantener el inventario y a garantizar la seguridad de los niños.
    • Almacenamiento personal: los bebés y los niños pequeños también necesitan espacios individuales para sus cosas personales, como bolsas de pañales, ropa, suministros y creaciones. El espacio para los objetos favoritos (por ejemplo, un peluche o una manta favorita) puede ayudar a los bebés y a los niños pequeños a sentirse seguros. Cuando los niños pequeños pueden acceder con facilidad a los espacios, pueden buscar objetos personales cuando los necesiten. Aunque los niños pequeños no puedan acceder a un espacio personal de forma independiente, los espacios individuales personalizan el entorno de aprendizaje y ayudan a los padres a sentirse seguros de que se trata y atiende a sus hijos como personas con cualidades y necesidades únicas.
    • Exposición para niños: guardar y exponer las obras de arte y las carteras de trabajo transmite a los niños un poderoso mensaje sobre el valor de su trabajo.

    Referencias y Fuente de Figuras

    [1] Infant Environment de Above & Beyond Child Care and Education Center,MI se utiliza con permiso.

    [2] La imagen de Linh Le Reggio se utiliza con permiso.

    [3] La imagen de Sarah Jensen se utiliza con permiso.

    [4] Imagen de Amanda Taintor en el centro de desarrollo infantil de Clovis College con licencia CC: By-NC.

    [5] Infant Environment de Above & Beyond Child Care and Education Center,MI se utiliza con permiso.

    [6] U.S Department of Health and Human Services: Administration for Children and Families. Responsive Learning Environments. ECLKC. Es de dominio público.

    [7] Imagen de Amanda Taintor en Reedley College Programs for Children Lab School tiene licencia CC: By-NC.

    [8] U.S. Department of Health & Human Services: Administration for Children and Families. ECLKC Nurturing Environments. es de dominio público.

    [9] Imagen de Rachel Klippenstein-Gutierrez con licencia CC BY-NC.

    [10] California Department of Education. 2011. California Preschool Curriculum Framework, Volume 2. Sacramento: California Department of Education. Se utiliza con permiso.

    [11] Imagen de Nina Kuchkovskiy con licencia CC: BY-NC.

    [12] California Department of Education. (2019). Infant/Toddler Learning and Development Program Guidelines, Second Edition. Sacramento: California Department of Education. Se utiliza con permiso.


    27.13: División y definición del espacio is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?