Skip to main content
Social Sci LibreTexts

28.4: Cuando la disponibilidad de espacio de juego al aire libre es un problema

  • Page ID
    193450
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Cómo encontrar el espacio

    Las experiencias de juego y la exploración al aire libre pueden tener lugar en diferentes espacios y lugares. Sin embargo, algunos programas se enfrentan a desafíos con la limitación o la falta de espacio de juego al aire libre o con pocos lugares seguros. En estas situaciones, es muy importante brindarles a los bebés y niños pequeños experiencias que los conecten con la naturaleza y oportunidades para jugar y explorar activamente al aire libre.

    Aunque no haya respuestas fáciles, sigue siendo importante determinar qué adaptaciones al aire libre pueden ser razonables y apropiadas para los programas y las familias con circunstancias no ideales. Aquí hay algunas opciones posibles: Greenman and Lindstrom, Caring Spaces, Learning Places, 299; Greenman et al., Prime Times, 298, 322

    • Utilizar las banquetas como caminos para los juguetes y equipos con ruedas.
    • Utilizar los lados de los edificios como paredes artísticas.
    • Proporcionar “piezas sueltas” para transformar el espacio.
    • Agregar troncos, tocones de árboles y rocas lisas para crear nuevos espacios y fomentar las experiencias de motricidad gruesa.
    • Utilizar los recursos del vecindario, como los centros recreativos, los parques, los campos abiertos y los patios de juego escolares o públicos. Crear un “patio de juego en una caja” (p. ej., un carro utilitario con ruedas lleno de mantas, un paracaídas, cajas de leche, pelotas y otros juguetes y elementos para llevar a un espacio más abierto).
    • Llevar a los niños a dar paseos cortos con carros, sillitas de paseo y carriolas. Deje que los niños que puedan caminar lo hagan al menos durante una parte del tiempo, para que se beneficien del ejercicio físico.
    • Localizar y utilizar jardines comunitarios.
    • Plantar flores no venenosas en cajas o crear pequeños jardines en las bañeras que sean accesibles de forma segura para los niños y los adultos (American Academy of Pediatrics; American Public Health Association; National Resource Center for Health and Safety in Child Care and Early Education; and Maternal and Child Health Bureau, Department of Health and Human Services, Caring for Our Children (CFOC), “Even Plants Can Be Poisonous”).
    • Colgar comederos para pájaros, carillones y pancartas donde los niños puedan verlos.
    • Llevar la naturaleza a los espacios interiores. Considerar la posibilidad de poner cubetas u otros recipientes en el exterior cuando llueva o nieve, y luego llevarlos adentro para ver cuánto se ha recogido. Cuando sea posible, abrir las ventanas (no más de cuatro pulgadas [diez centímetros], y utilizar protectores de seguridad) para que entre aire fresco. Proporcionar objetos y materiales naturales seguros y apropiados para la edad y el desarrollo de los bebés y niños pequeños para que los exploren. Pueden ser piñas, pequeñas galletas de árbol (es decir, secciones transversales de ramas que muestran anillos de crecimiento), ramitas, hojas, nieve, tierra, bellotas, rocas y valvas. Supervisar de cerca estas exploraciones: es apropiado para el desarrollo que los niños muy pequeños se lleven objetos a la boca. Las cosas que se consideran seguras para que las exploren los niños mayores no son seguras para los más pequeños.
    • Llamar la atención de los niños sobre los eventos naturales que pueden ver por la ventana, como la lluvia, la nieve, los relámpagos o el viento que sopla los árboles o las hojas. Pedirles a los niños que toquen los cristales de las ventanas para ver si están calientes o fríos. Señalar y describir los cambios en las condiciones exteriores (p. ej., cómo cambia la cantidad de lugares sombreados o soleados según la hora del día o cómo cambia la luz cuando las nubes tapan el sol).

    28.4: Cuando la disponibilidad de espacio de juego al aire libre es un problema is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.