Skip to main content
Social Sci LibreTexts

26.6: Inclusión exitosa de niños con necesidades especiales

  • Page ID
    193421
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Hacer que la inclusión funcione

    Dado que cada niño es único, también lo es cada programa de primera infancia. No existe una fórmula mágica para que la inclusión funcione, más allá de la creatividad, la energía y el interés que la mayoría de los educadores de la primera infancia ya aportan a su trabajo. Independientemente de sus particularidades, todos los programas pueden lograr incluir a los niños con discapacidades. Y cada uno lo hace funcionar, para cada niño, cada día. Una actitud de “sí se puede” entre los maestros ayuda a contagiar la energía que se necesita para encontrar soluciones a los inevitables desafíos. También ayuda tener una actitud entusiasta para hacer que la inclusión funcione, en lugar de limitarse a cumplir una obligación legal.[1]

    Algunos niños necesitan pequeños cambios en el plan de estudios o un poco de contención para sacar provecho de ciertas actividades. Este tipo de aspectos pueden consistir en adaptaciones bastante sencillas, como darle un lugar especial o una actividad tranquila a un niño que no puede participar en actividades de grupos grandes, o darle un bocadillo especial a un niño que necesita comer con más frecuencia que la del horario típico de comidas o bocadillos.[1]

    hxM1LuATf3DHMhWuLUsnQLDcxzML44YLSoBea2eL4hKT8XWqPItHeLLW71xjMLZSg1uj_sPnDLbC86SMV8RQiIpjQGj_fBGbeWwG7KjrCIfO36bdlkBlNW0XUi1oOPvdvV2af4xNdKGq5fNArR9Flw
    Figura \(\PageIndex{1}\): Las necesidades individuales de los niños le servirán para decidir qué adaptaciones debe hacer. ([2])

    Otros niños pueden necesitar adaptaciones más específicas que no se notan a simple vista. Hay muchos recursos comunitarios que pueden ayudar a determinar qué adaptaciones hacer. Por ejemplo, las primeras personas y las más importantes a las que se debe recurrir es la familia ; después, puede ser un especialista de la zona o un taller local. Más allá de la comunidad inmediata, hay mucha literatura especializada en publicaciones, revistas, libros y páginas web especializadas en las discapacidades e inclusión, que pueden servir para informar al educador de la primera infancia sobre las adaptaciones adecuadas para un niño con una condición o una necesidad en particular.[1]

    Los programas que tienen una base de primera calidad y adecuada para el desarrollo, proveedores de servicios de cuidado con una actitud positiva, una proporción adecuada de adultos por niños, administradores que apoyan y una formación adecuada para el cuidador están en condiciones de resolver de forma creativa los problemas de un niño con discapacidades u otras necesidades especiales, exactamente igual que como lo hacen con los niños que tienen un desarrollo normal. Si un niño ya tiene un diagnóstico establecido, debe haber personal de intervención capacitado para ayudar en este proceso. Una de las principales funciones de un cuidador es fomentar un sentido de pertenencia e inclusión. A continuación, se mencionan algunas estrategias útiles:

    • Partir de la base de que todos los niños son capaces.
    • Adaptar el entorno para que sea adecuado y desafiante para el desarrollo, y que se ajuste a las necesidades e intereses de cada niño.
    • Si bien puede ser necesario ayudar al niño a lograr el dominio de una habilidad específica, hay que tener en cuenta a él o a ella en su totalidad, en particular su experiencia socioemocional.[1]

    A la hora de adaptar una actividad para un niño con necesidades especiales, hágase las siguientes preguntas:

    • ¿El niño tiene la oportunidad de controlar la experiencia del aprendizaje?
    • ¿Hay un equilibrio entre el aprendizaje iniciado por el adulto y el aprendizaje iniciado por el niño?
    • ¿El niño puede tomar decisiones mientras aprende a desarrollar la habilidad?
    • ¿El niño es capaz de tomar la iniciativa y esforzarse para practicar la habilidad, con el apoyo del cuidador?
    • ¿El niño está ganando confianza en sí mismo y mostrando alegría al lograr algo mientras aprende?
    • En la actividad, ¿hay espacios para que el niño haga descubrimientos?

    Referencias y Fuente de Figuras

    [1] Chapter 15: Families of Children with Special Needs or Special Health Care Needs de Krischa Esquivel; Emily Elam; Jennifer Paris; y Maricela Tafoya tiene una licencia CC BY.

    [2] Inclusion Works! del Departamento de Educación de California se utiliza con permiso.


    26.6: Inclusión exitosa de niños con necesidades especiales is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.