Skip to main content
Social Sci LibreTexts

31.3: Fuentes de información

  • Page ID
    193486
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    De dónde obtenemos la información

    Para comprender plenamente el desarrollo de un niño, los cuidadores necesitan información procedente de muchas fuentes: observaciones del maestro, informes de los padres, muestras de trabajo (o fotografías de muestras) y evaluación directa (Snow y Van Hemel, 2008). La recopilación de información de múltiples fuentes aporta una visión equilibrada, reduce las posibilidades de subestimar las capacidades de los niños y proporciona al cuidador una base para aprovechar las fortalezas del niño.

    Los programas deben articular claramente cómo se utilizan los métodos de evaluación para informar la toma de decisiones, la planificación y la evaluación del programa. Las políticas y prácticas de evaluación deben garantizar la confidencialidad y proteger la privacidad de los niños y las familias. También deben existir políticas y procedimientos bien entendidos para colaborar con proveedores de servicios especializados, como los de intervención temprana. Al considerar las fuentes de información con fines de evaluación, el empleo de diversos métodos e instrumentos permite a los cuidadores comprender y documentar de forma regular y coherente lo que hacen los niños, tanto individualmente como en grupo.

    Evaluación basada en la observación y la documentación

    La detección, las observaciones y la documentación frecuente son métodos esenciales que los maestros utilizan para comprender a los niños de forma individual y en grupo. Las observaciones que hacen los maestros al interactuar con los bebés informan el proceso de evaluación.[1] La documentación proporciona pruebas que respaldan las evaluaciones de los bebés y niños pequeños realizadas por los cuidadores, y herramientas como el Perfil de desarrollo de resultados deseados (Desired Results Developmental Profile, DRDP) permiten a los cuidadores utilizar la documentación continua del aprendizaje de un bebé o niño pequeño en las evaluaciones. Una observación, una foto o una muestra de trabajo, acompañada de la interpretación del cuidador, puede revelar pruebas del progreso de un bebé o niño pequeño. Teniendo en cuenta la naturaleza integrada del aprendizaje de los bebés/niños pequeños, los cuidadores pueden interpretar un documento a través de varias perspectivas al completar un instrumento de evaluación como el DRDP (CDE, 2016). Por ejemplo, una maestra puede observar que cuando saca un pañal limpio durante un cambio de pañales, el niño deja de moverse y señala el pañal hasta que la maestra dice la palabra “diaper”, y entonces el niño sonríe y hace el sonido “di”. Esta observación podría utilizarse para que la maestra determine si el niño se encuentra en el nivel de desarrollo “Actuar con propósito” de las medidas de “Comunicación y lenguaje” del DRDP.[1]

    Evaluación auténtica

    Llevar a cabo una evaluación auténtica significa elegir herramientas de evaluación que reflejen las experiencias cotidianas y reales de los niños pequeños (McAfee, Leong y Bedrova, 2004). La evaluación auténtica revela los conocimientos y las habilidades de los niños pequeños cuando participan de forma natural en el aprendizaje en el programa y en el hogar. En el caso de los niños bilingües que suelen utilizar su lengua materna para comunicarse, la evaluación auténtica debe incluir la evaluación en su lengua materna y en inglés (State Advisory Council on Early Learning and Care 2013, Documento 5 [Evaluación]). Cuando la evaluación es una práctica continua, los maestros y los administradores del programa pueden realizar adaptaciones educativas eficaces que se basan en los conocimientos previos de los niños y apoyan el nuevo aprendizaje de cada uno de ellos.[2]

    Al utilizar la observación como método de evaluación, los maestros deben hacer lo siguiente:

    • Observar el comportamiento de los bebés y niños pequeños durante todo el día.
    • Observar a los niños cuando están solos, con sus compañeros, con los miembros de la familia y con los maestros. Incorporar los procesos de observación y evaluación en las rutinas y actividades diarias.
    • Revisar la herramienta de evaluación regularmente y tener en cuenta los ejes de desarrollo mientras observan el comportamiento.
    • Mantener conversaciones con los niños pequeños sobre sus experiencias y su trabajo.
    • Escuchar sus pensamientos e ideas y formular preguntas que animen a los niños de más edad a describir su forma de pensar y de resolver problemas.
    • Estudiar el trabajo de los niños de más edad (proyectos, dibujos, construcciones, etc.) como parte de la recopilación de información sobre su desarrollo.
    • Buscar un lugar tranquilo y reservar un tiempo para reflexionar sobre la documentación y los datos de la evaluación.
    • Completar las evaluaciones periódicas de cada niño utilizando una herramienta/un proceso de evaluación identificados, y continuar el proceso de observación, documentación y reflexión.
    • Seguir el progreso del desarrollo de cada niño a lo largo del tiempo.
    • Resumir los datos de la evaluación de cada niño de forma que pueda utilizarse fácilmente para la preparación del plan de estudios.
    • Incluir a los miembros de la familia en el proceso de evaluación continua.

    Colaboración con las familias en el proceso de evaluación

    Los familiares deben participar en la documentación del aprendizaje y el desarrollo de sus hijos; pueden revisar los registros de evaluación con los maestros y los responsables del programa, y planificar experiencias de aprendizaje basadas en la información de la evaluación. Los miembros de la familia deben estar plenamente informados y ser conscientes de las diferentes evaluaciones que se realizan en el entorno de cuidado del bebé y del niño pequeño. Busque información de los miembros de la familia sobre el comportamiento del niño en casa y en otros lugares fuera del programa para bebés y niños pequeños. Colabore con los miembros de la familia para aclarar las diferencias de observación o interpretación. Si los cuidadores no hablan la lengua materna del niño, recurra a la ayuda de intérpretes o traductores que hablen la lengua de la familia. Cuando se reúna con la familia, proporcione ejemplos concretos de la conducta o actividad evaluada para favorecer la comprensión y la claridad.[1]

    Referencias

    [1] Departamento de Educación de California, 2015 Infant/Toddler Curriculum Framework, del Departamento de Educación de California es utilizado con permiso

    [2] Head Start| Early Childhood Learning & Knowledge Center (Ed.) Child observation: The heart of individualizing responsive care for infants and toddlers es de dominio público


    31.3: Fuentes de información is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.

    • Was this article helpful?